Vida, muerte y obra de una disidente corporal y de género

Vida, muerte y obra de una disidente corporal y de género

Barcelona dedica la primera gran retrospectiva a Lorenza Böttner, una artista cuya obra y vida es una lucha constante contra “la normalidad”. La exposición puede verse gratuitamente hasta el 3 de febrero en La Virreina.

Lorenza, hija de inmigrantes, perdió los brazos en un accidente cuando tenía sólo ocho años, nació como hombre, creció como homosexual y travesti, más tarde se identificó como mujer trans, fue artista callejera y performer, contrajo el VIH y murió de sida.

Todo lo que rodea a Lorenza es marginal. Sin embargo, ella fue capaz de convertir todo eso en arte y belleza. ¡Y lo hizo sin manos! Pintaba sus obras con la boca y con los pies, aunque su persona era una obra de arte en sí misma.

Autorretrato de Lorenza Böttner.

Böttner podía haberse doblegado al rol social de freak, pero en vez de eso, luchó toda su vida por no ser etiquetada como un cuerpo discapacitado ni normativamente masculino. Una mujer transgénero, con barba, pelo en el pecho y sin brazos, que no se escondió e hizo de las calles de medio mundo su escenario para reivindicarse como individuo.

Si estás en Barcelona no puedes perderte una de las exposiciones más explosivas de 2018 que está a punto de acabar. Te aseguramos que saldrás enamorado/a de Lorenza y contagiado/a de su buena energía.

Written by axel