Lo más gay de Eurovisión 2018

Lo más gay de Eurovisión 2018

Vamos a jugar a Snatch Game:

“Sólo hay una cosa más gay que Eurovisión, [blank].”

Difícil, ¿verdad? Si alguien conoce algo más gay que Eurovisión que lo escriba en los comentarios, por favor.

Eurovisión se ha ganado a pulso ser el espectáculo más gay del planeta: el triunfo de la transexual Dana Internacional en los noventa (¡Viva la diva!), Conchita Wurst renaciendo como un fénix serving drama queen realness, Loreen sonando en todas las discotecas gays del mundo, el salto de ABBA al estrellato… Eurovisión nos deja siempre grandísimos momentos para la historia de la cultura pop y, por ende, de la cultura gay.

Pero ¿qué ha sido lo más gay de Eurovisión 2018?

El público

Hubo mucha polémica en la segunda semifinal del festival porque no dejaron entrar banderas arco-iris al Altice Arena. ¿Por qué? Porque Rusia actuaba. Afortunadamente el público reaccionó de una manera excepcional, levantando sus móviles con la bandera arcoíris en su pantalla.

Rusia no pasó a la final, por lo que las banderas LGBT pudieron volver a Eurovisión, apareciendo de fondo en casi todas las actuaciones. Una cosita: si Rusia no quiere que se muestren símbolos LGBT en su televisión, ¿por qué participa en el festival más gay de todos los tiempos?

El mensaje de Netta

“Toy” es una canción anti-bullying que celebra lo diferente y empodera a quién la escucha.

“No hay que avergonzarse por ser diferente. Es maravilloso ser diferente y se puede triunfar siendo diferente y no como marca el estándar”, afirmó una emocionada Netta, después de ganar la 62º edición de Eurovisión. Israel y Europa tienen nueva diva gay 20 años después de la victoria de Dana International.

Eleni Foureira entera

Solo con sus andares al entrar al escenario ya sabíamos que Eleni será la próxima diva gay de Europa. Muchos la han apodado la Beyoncé mediterránea y no es para menos: Eleni baila como una fiera sin fallar una sola nota, su vestido era una fantasía y no hablemos de su pelazo.

¡Eleni es puro fuego! Pronosticamos una dura competencia para “Lo Malo” como canción del verano.

Los bailarines de Irlanda

En la primera de las semifinales, la plataforma china MangoTV vetó la actuación irlandesa por tener contenido LGTB. ¡Y qué contenido! Mientras Ryan O’Shaughnessy canta, dos bailarines retrataban con sus movimientos el final de una relación gay. El hecho terminó con la expulsión de la cadena china por parte de la Unión Europea de Radiodifusión.

El videoclip de “Monsters” de Saara Aalto

Finlandia quedó (injustamente) penúltima, pero el videoclip de “Monsters” quedará para siempre en nuestros corazones, pues es más gay que Eurovisión. ¡Bravo! ¡Al final hemos sabido completar el [blank]!

Tenemos una pregunta para Saara: ¿por qué el androginismo del vídeo no se trasladó a la actuación en directo? Vale, los dos bailarines eran muy queer, pero esperábamos mucho más…

Si crees que nos hemos dejado algún momento estelar que pasará a la historia gay del festival, por favor, escríbelo en los comentarios.

Para despedirnos, una pregunta de vital importancia: ¿quién ha sido la mayor diva de este festival de Eurovisión? Vota en la cuenta de Twitter de Axel Hotels.

Written by axel